Xochimilco

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Xochimilco, uno de los lagos que rodeaban a la ciudad de México,

en la que los indígenas hacían sus cultivos que hasta la fecha perduran. En la actualidad, sólo existen canales por los que transitan las chinampas, en sus aguas hay lirios acuáticos y los famosos ajolotes, que son endémicos del lugar, son unos anfibios maravillosos y muy protegidos ya que están en peligro de extinción.

Chinampas.
Chinampas de Xochimilco, México.

Está situado al sur de la ciudad, es un lugar que tiene un encanto especial porque es como si no se estuviera en la ciudad, es como un mundo aparte, hay mucha vegetación, y agua, agua y más agua. Uno transita por los canales a través de las chinampas,que consisten en una especie de islas artificiales, construidas con estacas de ahuejotes y petate de tule, sobre los que se depositaba cieno en los bajos del lago. Ello les proveía de una singular fertilidad, que permitía la recolección de varias cosechas anuales. En 1987 las chinampas fueron Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Xochimilco, es un lugar al que algunas personas, van para estar con sus amigos a bordo de las chinampas, se suben con mariachis, la gente, come, baila y bebe, es una fiesta a bordo. Algunos otros las alquilan para desconectarse del mundo. Otros cuando se van de pinta de la escuela, compran bebidas y a veces las cosas no terminan bien, hay quien se ha ahogado.

Existe una isla, llamada la Isla de las muñecas, es bastante tenebrosa y por supuesto hay una leyenda que la rodea. El lugar, está lleno de muñecas usadas, decapitadas y desmembradas, colgadas en ahuejotes y cañas para ‘espantar a los espantos’. El dueño de esta macabra chinampa fue Julián Santa Ana, quien decoró este lugar con esas muñecas, él, falleció en 2001. Se dice que tuvo una decepción amorosa, su novia lo abandonó por otro hombre, entonces Julián Santa Ana, se mudó a esta zona a mediados del siglo pasado, dedicándose  al cultivo de cereales, hortalizas y flores. Llevaba un estilo de vida ermitaño y nunca hablaba más de la cuenta. Llamaba la atención porque recogía muñecas de la basura y pronto se vio que decoraba la isla con ellas. La gente no supo nunca sus razones para hacerlo, hasta que su sobrino Anastasio reveló el motivo…

…cuando Julián recién había llegado a la isla, una joven se ahogó en sus orillas. Desde entonces oyó voces, pasos y lamentos de mujer, por lo que decidió protegerse con muñecas.

Una muñeca en particular era la favorita de Julián, y a ella se le piden deseos y se le realizan ofrendas, porque la consideran milagrosa. Se la conoce como ‘La moneca’, aunque fue bautizada Agustinita, porque fue hallada un 28 de agosto, el Día de San Agustín.  Julián nunca dejó de escuchar las voces, y decía que una sirena se lo quería llevar, él decía que en las orillas de esas aguas ella lo esperaba. Un día Anastasio su sobrino, estaba con él pescando, cuando fue a ver a los animales, a su regreso, encontró a su tío muerto en el mismo lugar donde  decía que la sirena se lo quería llevar.

Escrito por: Mariana Muñoz Nava.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*