Monasterio y Palacio de Santa María de Sisla,Toledo. Foto de http://ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com.es/2015/09/monasterio-y-palacio-de-santa-maria-de.html

Monasterio de Santa María de Sisla en Toledo.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Tras el fallecimiento de Isabel de Portugal, Carlos I se retiró al Monasterio de Santa María de la Sisla, delegando en su hijo Felipe (Futuro Felipe II) la comitiva que trasladó el cadáver de la Emperatriz desde Toledo a Granada, para ser enterrada en la Capilla Real.

Carlos fruto de una fuerte depresión se refugió en el Monasterio Jerónimo de Santa María de Sisla, situado en la Vega baja del río Tajo, donde hoy se designa una dehesa situada cerca de Toledo, en la zona sureste de la ciudad. Quizás fundada por algunos ermitaños al abrigo del acueducto romano o quizás ermita de origen Mozárabe, ya en el año 1162 se menciona a la iglesia de Santa María de la Sisla, que en tal año se anexiona con todas sus pertenencias a la basílica de Santa Leocadia de la Vega.

El segundo Convento de los Jerónimos.

En 1384 se fundaba en el paraje que rodeaba a Santa María de la Sisla, el segundo convento de Jerónimos establecido en España, convento que fue llamado, asimismo Santa María de la Sisla. Era una de gran capacidad tanto la iglesia, de arquitectura gótica, como los claustros, celdas y de más dependencias del monasterio, el cual tenía muy buenas rentas en monte, olivares y otras fincas, y fue muy frecuentado por el Emperador Carlos V, que pasaba allí algunos días en compañía de los monjes, y aun pensó en retirarse a él cuando abdicó, antes de elegir definitivamente a Yuste; también fue uno de los sitios en que proyectó construir un monasterio, que, más tarde, su hijo Felipe II realizaría en El Escorial.

En 1521 las tropas del prior de San Juan establecieron allí su campamento contra los Comuneros que resistían en la ciudad rebelde, pacificada, por fin, en el acuerdo que se llamó “Concordia de la Sisla”. Poseía el convento una buena colección de cuadros, que fueron trasladados o perdidos al producirse la exclaustración de los monjes.

Puede interesarte: Historia y mitos en Santa María de Wamba.

Durante la Guerra de la Independencia sería ocupado por guerrilleros españoles en lucha contra los franceses. En 1821 se produjo la primera supresión del convento, que fue vendido a un particular junto con la extensa finca donde se asentaba. Confirmada la extinción de la Orden en 1835, se demolió totalmente la iglesia, llevándose los artesonados a Madrid antes de 1857, para adornar la casa del que entonces era su propietario, el banquero Buchental. Quedó el resto del convento en pie, pero dedicado a casa de labor, construyéndose, ya en este siglo, un palacio por su dueña, a la que se concedió el título pontificio de condesa de Santa María de la Sisla.

Aún quedaban paredones del edificio antiguo en 1925, pero, después de 1940 se vendieron cuantos elementos arquitectónicos podían tener algún valor, tanto del monasterio como del nuevo palacio, que se desmanteló en gran parte. En 1975, la zona fue adquirida por la Academia de Infantería para campo de maniobras, y lo que restaba del palacio fue desmantelado y demolido por su propietario.

Si te gusta este artículo únete a la #TribudelaCiencia seleccionando aquí para que recibas material exclusivo que solo compartimos con nuestra tribu.

Escrito por: Jose A. de la Vega.

Copyright © Revista Cultural Ciencia, Misterio y más®.

Fotografía de Portada: Monasterio y Palacio de Santa María de Sisla,Toledo. Foto de http://ciudaddelastresculturastoledo.blogspot.com.es/2015/09/monasterio-y-palacio-de-santa-maria-de.html

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*