La vida intelectual de los Egipcios.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

La vida intelectual de los egipcios no dejó la misma huella que dejaron la religión o el arte. Esta cultura tuvo una vida intelectual paralela a la Mesopotámica, ambas surgen de un tronco espiritual común, sus preocupaciones eran semejantes y su manera de actuar casi idéntica, solamente la literatura fue la variante, en Egipto hubo originalidad. Los Mesopotámicos se desarrollaron en otros campos, mucho más que los egipcios, sin embargo para los griegos pensaban que los pensadores egipcios eran más importantes, debido a su acceso al mar y su constante lucha contra el Rey persa de quién era también enemigos, parece ser que los egipcios eran más parlanchines y sabían hacerse propaganda mejor de los mesopotámicos.
La escritura
Desde finales del siglo IV milenio a. de J.C, los egipcios practicaban la escritura, ellos no lo imitaron de ninguna otra cultura, sino que lo hicieron de los elementos que tomaron de la fauna y la flora especialmente. Tenían una escritura figurativa, es decir, una pierna, era representada por una pierna, y un brazo por un brazo, sin embargo el lenguaje fue tomando un sentido simbólico para designar abstracciones, otro con sentido fonético para designar cosas, otro silábico, para escribir palabras polisilábicas, con varios signos cada uno correspondiendo a una expresión monosilábica, finalmente un valor alfabético para veinticuatro signos, equivalentes a nuestras consonantes o próximas a nuestras vocales.
Los escribas
Existía un verdadera “ciencia de la escritura” por lo que aprender a leer era complicado. Se aprendía en las escuelas de Palacio o en los Templos desde temprana edad. Este aprendizaje estaba acompañado por ejercicios de desciframiento o transcripción de textos, explicados y aprendidos de memoria. Se creía que todas las ciencias, formando bloque con la de la escritura, eran la clave del resto y que había sido reveladas por Thot, el Dios-escriba.
Al tener acceso a este conocimiento, ellos pertenecían a una elite que los colocaba muy por encima del resto de la población y que constituía una barrera social infranqueable.
Las Ciencias exactas.
La ciencia estaba dirigida más a la eficacia práctica, que a un conocimiento real por medio de la deducción. Buscaban recetas, sin relacionar en abstracto sus observaciones concretas. Los egipcios no poseían el cero a pesar de tener un sistema decimal. El cálculo era indispensable, ocupaba un lugar muy importante en las labores de los funcionarios.
En cuanto a la observación del cielo, se hizo pero de manera mucho menos sistemática y eficaz que en Mesopotamia, por ejemplo le daban muy poca importancia a los eclipses y nadie se preocupó de preverlos. Utilizaron el calendario solar, sin embargo a pesar de sus imperfecciones, no se mejoró.
Ciencias naturales y magia
La medicina fue muy importante, por el campo de observación que tenían debido al tratamiento de los cadáveres. Fruto de esta preocupación, fueron sin duda, unos grandes médicos. Tuvieron médicos especialistas en ojos, cabeza, dientes, vientre y enfermedades internas. Tenían una excelente higiene alimenticia, recurrían a purgas y vomitivos, lo que sumado a su excelente clima hacía que los egipcios fueran considerados entre las personas más sanas de su tiempo. Desconocían los rudimentos del método científico, y si un médico desdeñaba los preceptos codificados, que los legisladores consideraban eran insuperables ya que desde hacía tantos siglos habían sido establecidos los hombres sabios del ramo, se arriesgaba a ser procesados y condenados a muerte, por lo que esto, no estimulaba en nada el progreso en el campo de la medicina.
En cuanto a la química, estaba reducida al empirismo técnico, era ingenioso y eficaz y servía para la fabricación de pastas, de colores, de la cerámica y del vidrio, así como para la extracción y aleación de metales.
La magia estuvo siempre presente en sus vidas, existían días fastos y nefastos en su calendario en razón de la vida de tal o cual dios, cuyo aniversario señalaban. Algunos remedios surtían efecto en algunos meses y otros no. La administración de remedios, se acompañaba de encantamientos y fórmulas. El uso de talismanes y amuletos era indispensable y ninguna clase social se resistía a su uso.
Literatura
Esta no ha llegado hasta nosotros de manera completa, tal es el caso de los “textos de las pirámides”, pero no es por estos que la literatura egipcia ha llegado hasta nuestros tiempos de una manera viva. Había obras de carácter político y moral, donde se expresaba por la boca de un rey o un poderoso, ideas de una elevada nobleza, la Edad de oro de este género fue durante el Imperio Medio.
De la época de El- Amarna, existe el Himno de Atón, escrito por el propio rey y que constituye, una obra poética, plagada de emoción, inspirada por el espectáculo de la naturaleza. La frescura e ingenuidad, se hallan igualmente en cuentos los que eran destinados a público popular, en ellos se encuentra realismo, fantasía e incluso ironía y en cierta forma constituyen el complemento de los relieves y las pinturas que retratan la vida cotidiana. También existen “cantos de amor” de extrema sensualidad. También existe el “cuento del naúfrago”, que sugiere relación con ciertos episodios de las aventuras de Ulises y de Simbad el Marino.
Se puede concluir que algunos conocimientos de los egipcios, tales como la medicina, la astrología y la alquimia, no fueron tan concretos como lo fueron en Mesopotamia, sin embargo la seducción que los egipcios ejercieron sobre los griegos y los romanos, fue enorme y para estos el Oriente fue la cuna de los conocimientos misteriosos.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*