Torso con Lobo, resto de piedra caliza ibérica.

El Torso del Guerrero de la Alcudia

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

La obra es un tronco de hombre esculpido en piedra caliza. El torso se encontró en Elche, en 1897, reutilizado en el empedrado de una calle, en un nivel fechado en el siglo I a.C. Ésta fecha, nos indica que como poco la figura es de esa edad, aunque se le ha fechado oficialmente en torno al siglo IV a.C.

Al no tener referencias claras, se le denominó con el nombre del “Torso del rey Lobo”.

Lo más llamativo del torso es obviamente la cabeza central del lobo, que parece mostrarse con aspecto amenazador. La primera prueba de ello, es que mantiene el ceño fruncido, y el pelo en cresta, como erizado. También muestra la boca abierta, enseñando los dientes y manteniendo la lengua fuera.

Torso con Lobo, resto de piedra caliza ibérica.
Torso con Lobo, resto de piedra caliza ibérica. Ceño fruncido, boca abierta enseñando los dientes, pelo en cresta erizado, etc.

Ésta imagen, se cree que se utilizaba por un lado para proteger al guerrero, como si de un guardián suyo se tratara, y por otro lado, también se plantea la posibilidad de querer infundir miedo en el enemigo.

Aquí tenemos otra muestra física, de la importancia que tenían ya para nuestros antepasados, la simbología y la representación de imágenes, con un cierto carácter propiciatorio para la conclusión de una batalla, como para que el torso pudiera dotar de valor y/o fuerza al que lo portara en su armadura o vestimenta.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

3 comentarios en “El Torso del Guerrero de la Alcudia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*